Support Us

CONTRAATAQUE DE LAS FUERZAS DE LA IMPUNIDAD EN GUATEMALA MIENTRAS TRUMP SE HACE LA VISTA GORDA

Las fuerzas de la impunidad en Guatemala han lanzado una pugna contra la sociedad civil y las instituciones judiciales y el cierre de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el 3 de septiembre de 2019 es una clara manifestación de eso. Durante los últimos 12 años, la CICIG ha sido una herramienta excepcionalmente efectiva en la lucha contra la corrupción arraigada. Fue una creación de defensores de los derechos humanos y activistas de la sociedad civil guatemaltecos que se acercaron a las Naciones Unidas con la idea de respaldar una entidad de justicia híbrida para desmantelar la «captura estatal» de Guatemala, una situación en la que las fuerzas corruptas se habían tomado el control de las  decisiones del estado para su propio beneficio.

El modelo CICIG estaba compuesto por un Comisionado independiente de fuera de Guatemala seleccionado por la ONU y un equipo internacional de investigadores expertos seleccionados por el Comisionado. La CICIG, a su vez, trabajó en estrecha colaboración con la Fiscal de la Nación de Guatemala y el sistema judicial en sus investigaciones de los políticos, agentes del estado y empresarios corruptos, y narcocarteles con un efecto tremendo: 120 casos que resultaron en cargos contra 1,540 personas en 12 años de trabajo, con más de 70 estructuras criminales desmanteladas. Tres ex presidentes, un ex vicepresidente, jueces corruptos, políticos y líderes empresariales fueron encarcelados. Y casi todos los acusados ​​finalmente fueron juzgados y condenados con un apoyo abrumador del público guatemalteco (hasta el 70%). (Vea nuestra película 500 Años para conocer el dramático derrocamiento del presidente Otto Pérez Molina y el papel de la CICIG, disponible en línea con Amazon Prime).

Esta combinación resultó muy efectiva porque la Fiscal de la Nación, jueces e investigadores en el sistema judicial guatemalteco se sintieron protegidos y presionados por el apoyo internacional al trabajo que estaba haciendo la CICIG. La administración del presidente Obama, en particular, entendió cómo la CICIG podría detener el flujo de migrantes a los Estados Unidos al derribar las estructuras que controlan el estado capturado y sentar las bases para una democracia verdaderamente representativa y con oportunidades económicas. Bajo Obama, los Estados Unidos fue el mayor apoyo financiero de la CICIG y ejerció una fuerte presión sobre las élites económicas, políticas y militares guatemaltecas para que no se interpusieran en el trabajo de la Comisión.

Pero después de la elección de Trump, todo eso ha cambiado. Envalentonados por el desprecio de Trump por los derechos humanos, la protección del medio ambiente y su vista gorda a la corrupción, y su apoyo a gobiernos autoritarios, las fuerzas guatemaltecas de la impunidad han vuelto a rugir. Decenas de defensores ambientales y de derechos humanos están siendo asesinados sistemáticamente y el cierre de la CICIG se hace con el visto bueno de los EE.UU. El regreso a la violencia y la ilegalidad en el país ha venido con una venganza y determinación para borrar a todos aquellos que desafían el poder de las élites. Esto promete miseria y desesperación para millones de guatemaltecos que no verán otra alternativa que huir a los Estados Unidos para sobrevivir. La migración desde América Central solo se agudizará y ningún muro lo resistirá.

Sin embargo, la CICIG no desaparecerá sin dejar un legado de resistencia en la memoria y el corazón de millones de guatemaltecos que vieron el poderoso efecto que tuvo en su sociedad. Ha habido una gran cantidad de apoyo para la CICIG con manifestaciones públicas emotivas frente a su sede, mientras se preparaba para cerrar en sus últimos días, con la promesa de que su memoria se mantendrá viva hasta que se abra otra ventana política para traer de vuelta a la justicia el modelo que creó. Como lo dice el último Comisionado de la CICIG Iván Velásquez, “Guatemala Florecerás!”  En Borderlands (Tierras Fronterizas), la película que estamos produciendo sobre los estadounidenses que se enfrentan a las políticas de inmigración inhumanas de la administración Trump, también queremos incluir las causas fundamentales que impulsan la migración desde América Central. Queremos contar la historia de cómo las políticas inteligentes, como el apoyo a instituciones como la CICIG, son de interés para EE.UU. Y el pueblo guatemalteco.

Miembros del grupo #ElijoDignidad celebrando el mural que acaban de pintar. Cuando lo compartieron en las redes sociales, el Comisionado de la CICIG Iván Veláquez respondió por Twitter: “¡GRACIAS GUATEMALA! ¡GUATEMALA FLORECERÁ!

Imagen destacada: un mural, pintado por ciudadanos, fuera de la ahora cerrada Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala

Avatar
Paco de Onís
paco@skylight.is


Subscribe To Our Newsletter

 

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!