Support Us

“Cien años de soledad”, Colombia tierra querida

Permítanme comenzar con una nota personal: llegué por primera vez a Cartagena, Colombia, hace muchos años, poco después de que me cautivara la magnífica novela de Gabriel García Márquez «Cien años de soledad», una historia que encendió mi imaginación y, en muchos sentidos, marcó el curso de mi vida, que se ha mantenido cerca de Colombia hasta el día de hoy. Cartagena, a mediados de los años 70, parecía un túnel del tiempo, un bastión colonial español en ruinas que había almacenado oro saqueado para ser transportado por el mar en carabelas y luego devuelto con africanos esclavizados. Todo parecía una pieza del mítico mundo realista mágico de Macondo de García Márquez. Me quedé allí durante 10 años y, con un grupo de amigos, fundé el Festival de Música del Caribe en 1982, como una forma de celebrar y afirmar la belleza de la música colombiana y sus orígenes compartidos con la música de todo el Caribe. Viviendo en Colombia llegué a sentir que el poder de la música y el arte colombianos tiene sus raíces en su proximidad y rechazo a la violencia. La dignidad de la vida se refleja en canciones tan potentes como «Rebelión» de Joe Arroyo, un himno de resistencia contra la opresión y la violencia de la esclavitud y, por extensión, un grito a favor de la justicia social en todas partes.  

La violencia social y política de la Colombia de los siglos XIX y XX sigue siendo el trasfondo de la vida de este país en el siglo XXI: interminables conflictos armados con civiles atrapados en el fuego cruzado de las guerrillas, los narcos, los paramilitares y el ejército, todos ellos luchando por el dominio de las vastas tierras mientras la vida en las ciudades sigue siendo «normal». Una oligarquía disfrazada de democracia ha gobernado despiadadamente la inmensa desigualdad de Colombia mientras presentaba una fachada sofisticada y gentil en el ámbito internacional. Una fachada que se ha visto favorecida en gran parte por el manto de extraordinaria humanidad que lxs artistas colombianxs han proyectado por todo el mundo: escritorxs, músicxs, cineastas, pintorxs, escultorxs y, como podemos ver en la foto de arriba, ¡hasta acróbatas flotando en el cielo!  

Esa fachada ha sido arrancada a la élite económica y al gobierno de Iván Duque ahora que la brutal represión homicida que han desatado es confrontada por lxs artistas colectivos, activistas y en su mayoría los jóvenes que, cansados del hambre y la falta de oportunidades de décadas de un estado opresor, ya no tienen nada que perder, el miedo se ha ido. Ellxs son parte fundamental del levantamiento pacífico que está paralizando las ciudades colombianas, una explosión social a la vista del mundo. Un proyecto de ley tributaria que beneficiaría a los ricos desencadenó las protestas en medio de una pandemia que ha exacerbado la pobreza, la desigualdad y el desempleo. A pesar de la brutalidad de la respuesta del gobierno, las protestas han continuado durante 28 días y contando.  A pesar de la brutalidad de la respuesta del gobierno, las protestas han continuado durante 28 días y contando. En Cali, el epicentro del levantamiento, todo un barrio se ha convertido en un enclave autónomo rebautizado como Puerto Resistencia.

En las bellas palabras del poeta colombiano William Ospina: «¿Qué es lo que quieren estos jóvenes? Pues lo que quiere todo pájaro: poder volar y cantar; lo que quiere todo río, poder seguir su camino; lo que sueña toda vida, celebrar el mundo, merecer un destino, disfrutar de este breve tiempo que nos dieron sin sentir ese regusto amargo de que la tierra es de unos cuantos, de que la vida verdadera es de unos pocos, de que tenemos que dejar morir las ideas en nuestras cabezas, el talento en nuestras manos y el amor en nuestros corazones, porque el país es de cuatro dueños, porque los que tienen la tierra en vez de ponerla a producir la forran en alambre de púas, porque los que creen tener la cultura quieren guardarla en una caja fuerte.» 

Millones de jóvenes clamando por la justicia social y cantando Todo el Poder para la Gente, o El Pueblo Unido Jamás Será Vencido en las calles de Medellín, dirigidos por Susana Boreal de la Orquesta Sinfónica Revolucionaria de Colombia. «Los músicos lo hemos pasado muy mal en medio de la pandemia y vamos a seguir manifestándonos porque, como dice la frase: ‘Nos quitaron todo, incluso el miedo’. No tenemos nada que perder,” dice Susana en una entrevista reciente.

Susana Boreal dirigiendo la Orquesta Sinfónica Revolucionaria de Colombia en las protestas. Foto: Christian Agudelo

Lxs cineastas/artistas y activistas de la red Skylight SolidariLabs se están movilizando por todo el país, haciendo circular información y ayudando a construir el camino a seguir, aportando sus habilidades cada uno desde su lugar en la lucha. Heny Cuesta y Vanessa Cuervo coordinan la producción de cortometrajes que comunican historias de esperanza y resiliencia, y Gustavo Hincapié se encarga del montaje. Emanuel Giraldo realizó un cortometraje con la lideresa de la resistencia de Buenaventura, Deyci Minotta, de SolidariLabs AfroColombia. Juan Pablo Bedoya realizó un cortometraje con el líder comunitario Hernando Gonzalez en Montes de María, ambos participantes del primer SolidariLabs (2016).  Estos cortos serán incluidos en la aplicación VIVX que hemos desarrollado con defensorxs y que es la herramienta de conexión para una red de apoyo mutuo y protección social entre cineastas/artistas y defensorxs del medio ambiente y de los derechos humanos que hemos formado entre Colombia, Guatemala y México.

Las Ollas Comunitarias están cocinando no sólo la comida para la resistencia, sino las estrategias de organizadoras en las calles como Las Mujeres del Chontaduro -un colectivo feminista afrocolombiano- en resistencia en Cali, la ciudad en el epicentro de la lucha, incluyendo a la artista/activista Ana Judith «La Mayora» Gamboa y María Campo (SolidariLabs Afrocolombia). Laura Nuwanda en Cali, Estefanía Villa en Armenia y Lucely Rivas en Chocó están contando nuevas historias en podcasts, Ali Majul haciendo performance y organizando arte mural en Cartagena,.  Del primer SolidariLabs tenemos a Martha Ceballos en Pasto documentando abusos de derechos humanos, y a María Alejandra Mosquera organizando un concierto de resistencia en Cali. Cada granito cuenta, y estos son solo algunos de esta red que creen que el cambio es posible.   

Las Mujeres del Chontaduro de Cali, la ciudad en el epicentro de la lucha, incluyen a las artistas/activistas de SolidariLabs AfroColombia Ana Judith «La Mayora» Gamboa y María Campo (abajo en el foto: segunda y tercera por la izquierda).  Están en la calle todos los días y necesitan apoyo para mantenerse.  Puedes donar aquí a las mujeres de Chontaduro y les llegará.

Las Mujeres del Chontaduro de Cali, la ciudad en el epicentro de la lucha, incluyen a las artistas/activistas de SolidariLabs AfroColombia Ana Judith «La Mayora» Gamboa y María Campo (segunda y tercera por la izquierda). Están en la calle todos los días y necesitan apoyo para mantenerse. Puedes donar en el link arriba a las mujeres de Chontaduro y les llegará.

Señalemos la implicación y la responsabilidad de Estados Unidos 

Al financiar a las fuerzas armadas colombianas a través de paquetes de ayuda militar como el Plan Colombia y la venta de equipos antidisturbios a diferentes unidades de la Policía Nacional de Colombia, el gobierno de Estados Unidos se ha visto directamente implicado en violaciones de los derechos humanos. Varios representantes estadounidenses, entre ellos el representante Gregory Meeks, jefe de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, han pedido que se aplique la Ley Leahy para congelar la ayuda a las fuerzas de seguridad colombianas que violan impunemente los derechos humanos. 

¡Hagamos que el gobierno de Estados Unidos aplique la Ley Leahy! (inglés)

Foto destacada: Una acróbata aérea flota por encima de los miles de manifestantes que llenan las calles de Medellín, Colombia. Foto:  Alejandro Valencia | @aleejovm

Paco de Onís
paco@skylight.is


Subscribe To Our Newsletter

 

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!